El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde en secundaria

 “…todos los seres humanos, cuando los conocemos, son una mezcla de bien y mal”

Robert Louis Stevenson

 

El caso extraño de l dr Jekyll
Ilustraciones: Mauro Cascioli; editado por Libros del zorro rojo

El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde de Robert Louis Stevenson es una obra maravillosa que los estudiantes de secundaria pueden hallar en la biblioteca escolar. Una historia escrita con maestría que describe las personalidades que habitan al individuo. Todos, lo acepten o no, viven diferentes personalidades. Una que ofrecen al público, otra en la familia, y otra cuando están solos. Stevenson lo describe en el monstruo que subyace en el  hombre educado, bien posicionado en sociedad, además de científico.

Sin embargo, ¿cómo acercarlo a los alumnos?

En primera, que el profesor esté convencido de que vale la pena compartirlo. En segunda, que tenga la chispa para motivar a sus estudiantes en su lectura (aquí aplica la formula empresarial: mostrar lo atractivo). Quizá a los jóvenes les llame la atención conceptos como sangre, odio, sufrimiento, doble personalidad, crimen, escenarios lúgubres, Londres, Europa, y otros conceptos que el maestro considere conveniente para organizar un discurso fluido y atractivo.

Sugiero lectura en voz alta durante una semana con periodos de veinte minutos, lo cual dependerá del interés de los jóvenes. Si es necesario acortar el tiempo que se haga. Antes de iniciar con la lectura, se podría plantear con letras enormes y visibles: ¿quiénes son el Dr. Jekyll y Mr. Hyde?, y no revelar el final de la historia. La respuesta al cuestionamiento debe dejarse al final. Para que los estudiantes formulen una respuesta más exacta, puede sugerirse que elaboren dos listas. En la primera enumeran las características del Dr. Jekyll, y en la segunda las de Mr. Hyde (si alguno dice que confía en su memoria y no necesita escribir, hay que felicitarlo). Con las peculiaridades físicas y emotivas que los estudiantes reúnan durante la lectura, el profesor puede proponer un concurso de dibujos sobre el Dr. Jekyll y Mr. Hyde que se premiara publicando el boceto en el algún periódico local. Hay que enfatizar que los estudiantes mostrarán los dibujos hasta el final de la lectura, no antes para que nadie influya en las ideas de los otros (también dejar claro que en los dibujos pueden usar programas de computadoras, lápiz, o lo que gusten).

Para contextualizar más el relato, el docente puede apoyarse en una computadora con conexión a internet para mostrar a los jóvenes imágenes del Londres de 1886. Quizá podrían oír un poco de música de esa época, comparar vestimenta, tipo de construcciones, y paisajes de esa ciudad.

Otra actividad puede ser que teniendo enumerados las características de los personajes del relato, los chicos busquen a personas de la colonia, ranchería o ciudad, o que hallan visto en televisión o periódicos, y que se ajusten a las características del Dr. Jekyll y Mr. Hyde. Con esto relacionamos una lectura antaña, con temas nuevos. También puede funcionar que los jóvenes investiguen sobre crímenes de los últimos meses. Ello daría pie a revisarlos con detenimiento. ¿Dónde y cómo fueron cometidos? ¿El asesino planeó su acción, o fue espontaneo? ¿Cómo era la víctima?. Lo anterior puede llevarnos a realizar comparaciones entre el crimen de la novela, y el asesinato que se investigó.

También podríamos enumerar frases como: “…los hombres han contratado sicarios para que cometieran sus crímenes, mientras su propia persona y reputación quedaban protegidos. Fui el primero en hacer lo mismo con mis placeres”, y con ello iniciar el intercambio de opiniones y construir significados, pero sin alejarnos del contexto de la historia. Seguro que la frase quedará más clara después de oír a los estudiantes.

Por último, después de que el profesor revele el final, invitar a los estudiantes a una discusión sobre los temas: Desarrollo personal y social, ¿Quién soy y cómo he llegado a ser así? Soy parte de la humanidad, entre otros, y que son contenidos de la asignatura de Formación Civica y Etica en tercer grado de secundaria. Seguro que los jóvenes tendrán tela donde cortar para la discusión.

Quizá los profesores hacen cosas más interesantes; sin embargo, no está demás escribir esta idea. Tengo la sospecha de que si los adolescente dibujan al Dr. Jekyll y a Mr. Hyde, enumeran sus características, rescatan frases para discutirlas, relacionan a los personajes con personas de la comunidad, y relacionan hechos de la novela con sucesos actuales, e investigan en la internet las características de ese momento histórico, ellos y el profesor no olvidarán El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, como tampoco lo he hecho yo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s