Lobo de Olivier Douzou

Lobo
Portada de Lobo

En Lobo de Olivier Douzou, coeditado por FCE y libros del Rincón, predomina la imagen y los colores sobre el texto, y está pensado para niños de preescolar. Se dice que del primer mes a los cinco años, a los pequeñitos les interesa más la imagen, los colores y las texturas. De ahí que como padres y educadores, nuestra responsabilidad es acercar textos con estas características a nuestros hijos. Quizá más adelante, (entre cuatro y cinco años) los pequeños se interesen en historias como El principito, El príncipe feliz, Alicia en el país de las maravillas, Gato salvaje, por mencionar algunos.

Pero volvamos a lo nuestro. En la historia a la que me refiero, Lobo se pone sus ojos, su nariz, su dientes, su boca, y se come una zanahoria, y se acaba. Es todo. ¿Y la historia? ¿Los lobos son vegetarianos? Las respuestas deben hallarlas los niños.

La lectura debe ser en voz alta. Se sugiere sentar a los pequeñitos formando una figura de herraje donde la atención esté en el educador, o educadora. Como las frases son cortitas y fáciles de memorizar, el educador puede pronunciarlas con voz grave, cavernosa, casi arrastrando las silabas, y acompañando la lectura con gestos poco feroces (sólo un poco, he visto que algunos niños lloran), y paseando la mirada por el rostro de los infantes. Esta podría ser una forma de leer Lobo, pero no la única.

Otra forma es dividir a los pequeñitos en equipos. Si el educador prefiere y gusta, podría adornar el salón de clases con imágenes de lobos y cuevas. Luego repartir rompecabezas con imágenes de lobos. Por ningún motivo, el educador debe mencionar el titulo de la lectura. Se explica a los niños que deberán organizar el rompecabezas de acuerdo a las partes que se vayan mencionando en la historia. Al terminar la narración, vemos cuántos equipos organizaron el rompecabezas, y preguntamos cuál es el título de la historia. Podemos reforzar con un video donde se muestre a este carnívoro, y se explique a detalle sus características físicas. Después del video (se descarga de YouTube), podemos empezar a charlar con los nenes en base a  qué come un lobo, dónde y cómo vive, ¿cuántas patas tiene?, ¿tiene cola? ¿tiene garras? De las respuestas de los niños pueden generarse muchas otras actividades. Por ejemplo, si responden que el lobo es carnívoro (basado en el video) el educador puede diferenciar entre un animal carnívoro y un herbívoro.

Por último, puede preguntarse, ¿los lobos comen zanahoria? ¿Existen lobos vegetarianos? Seguro que los niños responderán que no; aunque alguno, tomando el ejemplo de mi hijo de cuatro años, podría mencionar: “…en el mundo de la imaginación, lobos vegetarianos existen. En la vida real, no”. ¿Hay comprensión lectora?

La lectura de Lobo desarrolla el campo formativo Lenguaje y comunicación; sin embargo, puede relacionarse con Exploración y conocimiento del mundo, en su aprendizaje esperado que indica: “Clasifica elementos y seres de la naturaleza según sus características, como animales, según el número de patas, seres vivos que habitan en el mar o en la tierra, animales que se arrastran, vegetales comestibles y plantas de ornato, entre otros”. ¿Acaso no estamos trabajando contenidos académicos, y jugando con los libros? A nuestros niños nunca se les olvidará este relato.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s